Llegaron los paneles acústicos.


Nuestra radio comparte aula con el taller de música de los recreos. Uno de los problemas que nos hemos encontrado es que el aula es pequeña y reverbera en exceso. Por ello, las grabaciones se escuchan con demasiado eco. Hemos tenido que sacar números pero encontramos una solución: paneles acústicos. 
Habíamos presupuestado parte del dinero para micrófonos pero hemos podido reciclar los suficientes como para poder invertir algo en cableado y los paneles acústicos. Ya han llegado y los hemos colocado. Vamos con algunas imágenes y, de camino, lo que hemos aprendido sobre cómo colocarlos.




Los paneles del tipo que sostiene Carlos van a las esquinas y entre la pared y el techo. Ahí está  colocando uno.


Los cuadrados, supuestamente, hay que situarlos a la altura en la que se emite el sonido. Los colocamos a una altura media pensando en la radio y los instrumentos. A no ser que sobren –que no es el caso–, nunca en el tercio inferior de la pared porque se desaprovechan. Adrián, Cristobal y Airam de 1º B de Bachillerato echaron una mano.



Para pegarlos, nos recomendaron un «No más clavos» pero había que mantenerlos mucho tiempo para fijarlos a la pared y alguno se cayó un par de veces, o tres. Al fondo ven uno recién caído.



Al día siguiente, probamos con cola de montaje, con la pistola que sujeta Ana. Pegamos cartón al panel, primero, y luego, el cartón a la pared. Rápido y efectivo. También se vendía una adhesivo específico pero preferimos ahorrar con él. Dani, Irina y Ana terminaron el trabajo antes de un ensayo de teatro.



Eso, según Ikea, es nuestra mesa para la Radio... Claro que había que montarla. 


Carlos se puso a la tarea...




Y también Cristóbal, nuestro técnico de sonido...


que vale lo mismo para un roto que para un descosido.


Comentarios

Entradas populares de este blog